Alimentos para fortalecer tu sistema inmunológico.

En momentos donde nuestra salud se ha visto tan vulnerable, es preciso tomar todas las medidas de precaución y cuidado para mantenerla en las condiciones más óptimas. Recuerda que es importante prevenir y darle al cuerpo todos los nutrientes y suplementos alimenticios necesarios para evitar que sea propenso a enfermedades o responda de mejor manera ante cualquier padecimiento.

Nuestros productos tienen el propósito de actuar como suplementos alimenticios y coadyuvar en procesos donde sea necesario fortalecer el sistema inmunológico. Sin embargo, este esquema de suplementos debe ser acompañado de un tratamiento médico específico en caso de enfermedades, además de una rutina saludable en donde el ejercicio y la buena alimentación sean una constante en la vida de las personas.

Es por eso que aparte de recomendarte la inclusión de suplementos alimenticios y Factor de Transferencia como tratamientos coadyuvantes, también es esencial sumar los siguientes alimentos para aumentar tus defensas y fortalecer el sistema inmunológico.

  • Son ricas en vitamina E, nutriente clave para un sistema inmunológico saludable.
  • Arándanos. Con vitamina C, propiedades antioxidantes y protectoras.
  • Brócoli. Presenta numerosos minerales y vitaminas, entre las que destacan la A, C y E, además de antioxidantes y fibra.
  • Es ideal para combatir inflamaciones, como las de garganta.
  • Sandía. Es un potenciador de la función inmune gracias al potasio, la vitamina A y la C.
  • Las propiedades inmunológicas del ajo previene los resfriados y combate la fiebre.
  • Cítricos. Limones, naranjas o mandarinas estimulan la producción de glóbulos blancos gracias a la vitamina C.

Estos son solo algunos de los muchos alimentos que puedes incluir en tu dieta, te permitirán reforzar las defensas de tu sistema inmunológico y gozar de mejor salud. Recuerda que si necesitas un extra de cuidado, puedes  , estos no producen ningún efecto secundario y son fieles coadyuvantes en procesos de enfermedades y otros padecimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *